miércoles, 14 de mayo de 2008

Recuerdos de un cuaderno

Escribir, divagar, dejar que los pensamiento, que las sensaciones, que las palabras fluyan.
Mariposas rodeando al escritor y este, las escoge con soltura y rapidez, eligiendo la más apropiada, la más hermosa; conduciendola al lugar más indicado en el que se compenetrará con las demás.
Es un arte que no todos manejan, yo no puedo hacerlo, tal vez, sea cuestión de práctica, pero aun me ocurre que, como un pequeño niño, cojo las mariposas con demasiada brutalidad y acaban pereciendo en el papel.

(rescatado de mi space)

2 comentarios:

Yuki dijo...

las palabras, mariposas, ideas, sentimientos, letras, ogros, puñales o hilos.

comunicaciones al fin y al cabo. es un arte, pero dime ¿quien lo tiene?

a mi se me ocurre unos cuenatos ¬¬ y que asco dan XD

Guri dijo...

al final todo se resume a llenar un frasco de papel y fingir que son mariposas lo que tan celosamente guardamos...
fingir quiza para los demas, tal vez para nosotros mismos...
fingir que quedan mariposas que atrapar dentro de una celda sin barrotes ni ventanas...