miércoles, 30 de abril de 2008

El eterno esperar de las flores


Una flor como cualquier otra, en un jardin como cualquier otro,
no desentona ni su forma ni su color y huele como el resto
Estira su cuello intentando que el sol bañe sus petalos
pero, aunque se estire, sigue siendo igual que el resto
incluso hay una gran cantidad de flores mucho más hermosas.
Los humano pasan y de vez en cuando se paran a mirar esa flor
esa que tanto llama la atencion, por ser diferente, más grande, la unica...
pero la pequeña flor sigue sin ser vista, y ella, ya no sueña, pues sabe, que asi solo se haría más daño, aunque... soñar sea hermoso.

Una noche, un humano se detiene frente a ella, la ve, aunque todas las flores que la rodean sean iguales, solo se fija en ella. Y la pequeña flor, aun sabiendo que dejará de ser libre, desea ser arrancada por ese humano, ya no le importa ser prisionera en un jarron de cristal, si está cerca de esa persona que la miró y penso que era preciosa.
Pasa el tiempo y sigue en el jardin con todas las demás... ya no ansía la llegada del humano, se ha cansado de esperar siempre. a ser llevada a ese jarrón.

1 comentario:

Yuki dijo...

tl vez sea en ese momento, cuando ya haya desistido en su espera, cuendo aparezca su humando. y en caso de que no lo haga, siempre que vea uno algo le dara un vuelco en su interior. al fin y al cabo, una flor no es taan distinta a un humano



uy, que comentrio podia haber hecho... XDDDDDDDD yo me entiendo.